Kentucky: Un muerto, un herido baleados en zona de protestas

0
116

Las autoridades investigaban un tiroteo registrado el sábado por la noche en un parque en el centro de Louisville, Kentucky, donde se habían reunido manifestantes para protestar por la muerte de Breonna Taylor.

Los reportes de disparos en el parque de Jefferson Square llegaron en torno a las 21:00, según indicó la policía local en un comunicado. Más tarde se recibieron avisos de que agentes de la policía del condado de Jefferson estaban realizando primeros auxilios para tratar de salvar la vida de un hombre, que murió en el lugar.

Poco después, la policía fue informada de una víctima de disparos al otro lado de la calle, en el Hall of Justice. Esa persona fue hospitalizada con lesiones que no ponían en riesgo su vida.

Imágenes compartidas en medios sociales parecían mostrar a un hombre disparando hacia el parque mientras la gente trataba de cubrirse. Las imágenes grabadas más tarde mostraban al menos a una persona sangrando mucho en el suelo.

La policía desalojó el parque y trataba de identificar a los implicados, según el comunicado. En un principio no había información sobre detenciones, posibles sospechosos ni la identidad de las víctimas.

“Estoy profundamente apesadumbrado por la violencia registrada anoche en el parque de Jefferson Square, donde se habían reunido los que han estado expresando sus preocupaciones”, señaló el alcalde de Louisville, Greg Fischer, en un comunicado. “Es una tragedia que este lugar de protestas pacíficas sea ahora la escena de un crimen”.

El parque es desde hace semanas el epicentro de las protestas en la ciudad tras la muerte a manos de la policía de Taylor y George Floyd. El tiroteo del sábado fue al menos el segundo en el mes de protestas en Louisville por la muerte de Taylor. Varias personas resultaron heridas el 28 de mayo cuando se produjeron disparos cerca del Ayuntamiento, lo que llevó a la madre de Taylor a escribir un comunicado pidiendo a la gente que reclamara justicia “sin hacerse daño unos a otros”.

Taylor, una afroestadounidense de 26 años, murió en su hogar en Louisville en marzo a manos de policías que acudieron para cumplir una orden de irrupción sin aviso. Los manifestantes han estado exigiendo que las autoridades presenten cargos contra los agentes involucrados en el incidente.

Kenneth Walker, novio de Taylor, fue inicialmente acusado de intento de asesinato después de realizar un disparo contra uno de los policías que ingresó a la vivienda. Walker ha sostenido que creyó que se defendía de un intruso.

La orden de irrupción sin aviso que permite a los policías entrar a las propiedades sin anunciar su presencia fue prohibida recientemente por el Concejo Municipal de la Zona Metropolitana de Louisville.

Fuente: El Nuevo Herald.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here