Estados Unidos continuará deportando a venezolanos que ingresen al país de forma ilegal

0
33

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) advirtió que continuará deportando a los migrantes venezolanos, y de otras nacionalidades, que intenten entrar al país de forma ilegal por la frontera con México.

El gobierno estadounidense reiteró que la orden de salud pública del Título 42 permanecerá en vigor, por lo que las personas que intenten ingresar ilegalmente a los Estados Unidos seguirán siendo expulsadas a México o a su país de origen.

«Los venezolanos que intentan ingresar a los Estados Unidos entre los puertos de entrada también continúan siendo devueltos a México, y se les excluirá del  Proceso de Ejecución de Migración de Venezuela anunciado en octubre», añadió un comunicado publicado por el DHS el 24 de diciembre.

En octubre de 2022, la Administración de Joe Biden anunció un programa exclusivo para la migración venezolana, que busca beneficiar a 24.000 personas a quienes se les permitirá que un patrocinador, residente en la unión americana, pueda solicitar sus ingresos y se comprometa a proporcionarles asistencia financiera.

Sin embargo, el beneficio se otorgará siempre y cuando el migrantes ingresen a Estados Unidos por vía aérea.

“Mientras las temperaturas siguen siendo peligrosamente bajas a lo largo de la frontera, nadie debería ponerse en manos de contrabandistas o exponer su vida a grandes riesgos intentando cruzar para luego ser retornados”, agregó el DHS.

En otro comunicado publicado el martes 27 de diciembre, el DHS hizo un llamado al Congreso para que apruebe la legislación de reforma migratoria integral que propuso el presidente Biden el día que asumió el cargo.

La eliminación del Título 42, que estaba programada para el pasado 20 de diciembre, fue puesta en suspenso por la intervención de cortes federales estadunidenses y se espera en cualquier momento un fallo de la Suprema Corte al respecto.

Los miles de migrantes que se encuentran atorados entre las dos fronteras tienen esperanza de que cuando se elimine el Título 42, puedan ingresar a territorios estadunidense a pedir asilo y, mientas se resuelven sus casos, permanecer en ese país y no en México.