Junta Escolar de Miami-Dade se niega a declarar octubre como el mes LGBTQ

0
19

Una propuesta considerada polémica por algunos se analizó este miércoles en la Junta Escolar de Miami-Dade, que no aprobó que octubre fuera declarado como el mes para reconocer y observar la historia de la comunidad lesbiana, gay, bisexual, transgénero, y queer en las escuelas.

Ocho miembros de la junta votaron no a la medida que este miércoles por la noche quedó con un único voto de «sí» y fue el de Lucía Báez-Geller, quien patrocinó el artículo.

La propuesta que abogaba por reconocer a octubre como el mes LGBTQ, le pedía al superintendente de las escuelas públicas del condado, explorar la posibilidad de proveer información y recursos de casos anteriores en la Corte Suprema, sobre los derechos de la comunidad gay y transgénero, como parte del curriculum de estudios sociales para los alumnos de duodécimo grado.

Entre estos ejemplos uno caso que reconoció el matrimonio entre personas del mismo sexo y otro que dictaminó que los empleadores no podían despedir a los trabajadores por ser homosexuales o transgénero.

La junta escolar aprobó la medida el año pasado pero este año no fue igual por la evidente disyuntiva con la ley del derecho de los padres aprobada en marzo por el estado.

El proyecto de ley de derechos de los padres en la educación prohíbe específicamente la instrucción en el aula sobre la orientación sexual y la identidad de género para los estudiantes desde el jardín de infantes hasta el tercer grado.

Quienes se oponen argumentan que el plan de estudios propuesto viola la nueva ley de derechos de los padres en la educación al imponer «valores con los que algunas personas podrían no sentirse cómodas».

Fatima Chaiken, de PTA, advierte que esta “es una manera de celebración donde los niños se sientan cómodos, protegidos … son cosas que han pasado y son parte de nuestra historia donde los niños pueden aprender de darles ese poder de sentirse que nuestras diferencias son aceptadas».

Lucía Báez-Geller, miembro de la junta escolar de Miami-Dade, explicó que el artículo pedía que fuera reconocido «el mes de octubre como el mes de la historia LGBTQ. Y solo está pidiendo que tengamos respeto y dignidad para todos nuestros estudiantes, incluyendo esos que son del grupo LGBTQ».

«En este momento político en que estamos, están usando muchos grupos, especialmente los grupos LGBTQ, para hacer como un problema en la sociedad. Y no lo son. Nuestro condado y nuestro distrito, respeta y ama a todos nuestros estudiantes, por eso seguimos apoyándolos», aseguró la miembro de la junta escolar de Miami-Dade, Lucía Báez Geller.

Pero las opiniones de los padres son encontradas, algunos como Laly Jiménez, de Moms For Liberty, apunta: “que yo sepa no hay ningún mes que ha sido asignado para celebrar lo que es la familia … la plataforma escolar no es la plataforma para imponerle a los niños una agenda u otra. Es como escupirle en la cara al gobernador que en ningún momento ha dicho vamos a celebrar un mes entero de ser gay o no ser gay. Los niños deben de tener la libertad de ir a la escuela a estudiar su materia básica, lo que es la matemática, la ciencia».

“Creo que lo que debemos entender es que no debería haber un conjunto de ideologías singulares impuestas a nadie similar a la fe”, dijo Christi Fraga, miembro de la junta escolar. «Tenemos que mantener ciertas cosas fuera de la escuela. No creo que esto represente una oportunidad para abrir más derechos equitativos de los que ya tenemos».