Variante de ómicron BA.5 ya es dominante en EEUU

0
29

El sublinaje BA.5 de ómicron ya constituye el 65% de los casos de coronavirus en Estados Unidos, dijo el martes la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés), Rochelle Walensky, que también señaló que la media de siete días de ingresos hospitalarios por covid-19 se ha duplicado desde principios de mayo.

Esta subvariante se identificó por primera por primera vez en enero y la Organización Mundial de la Salud (OMS) la rastrea desde abril.

Al igual que su ‘hermana’ BA.4, la BA.5 es especialmente hábil a la hora de evadir la protección inmunitaria proporcionada por la vacunación o la infección previa.

Por esta razón, «BA.5 tiene una ventaja de crecimiento sobre los otros sublinajes de ómicron que están circulando», dijo Maria Van Kerkhove, líder técnico de la OMS, en una sesión informativa el martes.

Las personas infectadas con covid-19 durante la primera oleada de ómicron no tendrán mucha protección contra la última subvariante BA.5, altamente infecciosa, dijo Anthony Fauci durante una sesión informativa celebrada este martes en la Casa Blanca.

«Ómicron, como categoría amplia, ha sido particularmente problemática», dijo Fauci. «Cada variante sucesiva tiene un poco de ventaja de transmisión sobre la anterior», explicó Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Los infectados en las primeras oleadas «realmente no tienen una buena protección» contra la última subvariante BA.5, dijo Fauci.

«Tenemos muchas pruebas de que las personas que se han infectado con ómicron se están infectando con BA.5. No hay duda», dijo Gregory Poland, virólogo e investigador de vacunas de la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota

La OMS recordó el martes que la pandemia continúa siendo una emergencia sanitaria mundial, y que los países debían considerar medidas de salud pública como el uso de mascarillas y el distanciamiento social cuando aumenten los casos, junto con las campañas de vacunación.

«Lo que la gente no entiende es que cuando hay este alto nivel de transmisión comunitaria, esto va a mutar», dijo Poland. «Quién sabe lo que va a venir después. Estamos jugando con fuego».