DeSantis da marcha atrás y permite a proveedores pedir vacunas para los niños

0
15

El gobernador Ron DeSantis decidió permitir que los proveedores de atención médica, como pediatras y los hospitales infantiles, pidan las vacunas contra el COVID-19 de un programa federal para niños de entre seis meses y 5 años, un cambio de posición con respecto a principios de esta semana, cuando les impidió pedir las dosis por adelantado, dijeron funcionarios de la Casa Blanca a McClatchy.

La decisión ampliará el acceso a las vacunas pediátricas contra el coronavirus a los padres en todo el estado, el cual, bajo la posición anterior de DeSantis, se habría limitado a buscar las vacunas en un número selecto de centros de salud comunitarios y las instalaciones que participan en un programa federal de farmacias minoristas.

El gobierno de DeSantis se opone agresivamente a la idea de que su posición haya cambiado y un portavoz del Departamento de Salud de la Florida dijo a McClatchy que nunca planeó impedir que los proveedores de salud privados pidieran dosis.

Pero esos proveedores privados no pudieron hacer a los pedidos antes de la fecha límite del martes de los CDC para recibir las dosis iniciales durante las dos primeras semanas de disponibilidad. Los pedidos realizados el viernes pudieran tardar hasta dos semanas en llegar.

“Nos alienta que después de repetidos negativas del gobernador DeSantis a ordenar las vacunas contra el COVID-19 incluso después que todos los demás estados las habían pedido, el estado de la Florida esté permitiendo a los proveedores de atención médica ordenar las vacunas contra el COVID-19 para nuestros niños más pequeños”, dijo la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, a McClatchy. “Creemos que es fundamental permitir a los padres en todas partes tener la opción de vacunar a sus hijos y tener una conversación con su pediatra o proveedor de atención médica”.

“Aunque el gobernador DeSantis cambió de rumbo y ahora está ordenando las vacunas, vamos a tirar de todas las palancas para que los pediatras de toda la Florida vacunen lo más rápido posible. Este es un primer paso alentador y exhortamos al estado a ordenar las vacunas para sus departamentos de Salud estatales y locales, para que todos los padres de la Florida tengan la oportunidad de vacunar a sus hijos”.