Miami, Miami Beach y Hialeah, así como en Fort Lauderdale y otros municipios inundados por fuertes lluvias

0
33

El sur de Florida comenzó el fin de semana con lluvia persistente y aguaceros torrenciales que sumó 10 pulgadas (254 milímetros) de precipitación entre el viernes y el sábado, lo que ocasionó inundaciones repentinas en algunas calles y garajes y la obstrucción del tráfico vehicular.

Una tormenta sin nombre atravesó la península y el sábado por la tarde y decenas de autos quedaron varados en calles de Miami, Miami Beach y Hialeah, así como en Fort Lauderdale y otros municipios.

El agua estancada llegó a las aceras de barrios residenciales, viviendas y comercios en algunos casos.

La situación en la zona de Brickell, en Miami, fue prácticamente caótica. El área que presume de altos edificios de lujo y la buena vida volvió a ver calles inundadas.

Las intersecciones de Brickell Avenue y Coral Way, así como Brickell Drive y la First Avenue volvieron a inundarse y varios automóviles quedaron atrapados en el agua.

Unas horas después, mientras los equipos de limpieza y alcantarillado del ayuntamiento bombeaban agua y limpiaban desagües, la situación se normalizó.

Justo al norte de Brickell, las cuadrillas se vieron obligadas a cerrar las rampas de entrada y salida a MacArthur Causeway desde Biscayne Boulevard.

Otras zonas, como Biscayne Boulevard, cerca de Northeast 13th Street, la situación fue similar, donde incluso se notaron peces saliendo de la alcantarilla.

Básicamente las autoridades aconsejaron a los miamenses quedarse en casa para evitar inconvenientes, pero aun así algunos fueron atrapados por inundaciones a mitad de camino.

La Ciudad de Miami informó que unos 50 autos quedaron atrapados en el agua. Sin embargo, no se reportaron heridos.

Entretanto, el Gobierno condal de Miami-Dade exhorta a todos a rellenar un formulario, cuyo enlace proveemos aquí, para reportar daños y crear una base de datos.

No obstante, rellenar el formulario es voluntario y no reemplaza el informe de daños que debe reportar a su compañía de seguros.