Oklahoma aprueba la ley más dura de todo el país contra el derecho al aborto

0
75

El Congreso de Oklahoma dio su aprobación final este jueves a un proyecto de ley que restringe el derecho al aborto con argumentos similares a la norma de Texas, y que, según activistas y clínicas de interrupción del embarazo, será el más restrictivo del país una vez que el gobernador lo firme.

El proyecto de ley forma parte del decidido impulso en estados liderados por el Partido Republicano para restringir el derecho al aborto. Y se aprueba después de la filtración de un borrador de la Corte Suprema que sugiere que los jueces están considerando debilitar o anular la histórica decisión Roe v. Wade que legalizó el derecho al aborto hace casi 50 años.

El proyecto de ley prohibe todos los abortos en Oklahoma, excepto para salvar la vida de la madre o si el embarazo es el resultado de una violación o incesto denunciado a las autoridades.

Es uno de los tres proyectos de ley contra el aborto enviados este año al gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, que ha indicado que lo firmará. Otro proyecto al estilo de Texas, que prohíbe el aborto después de que se pueda detectar actividad cardíaca en el embrión (unas seis semanas después de la concepción, cuando la mayoría de madres no sabe ni que están embarazadas), ya ha entrado en vigor y ha reducido drásticamente este derecho en Oklahoma.

El tercero entrará en vigor este verano y convertirá en delito practicar un aborto con penas de hasta 10 años de prisión. Esa ley no incluye excepciones por violación o incesto.

“En este momento, nos estamos preparando para el entorno más restrictivo que los políticos pueden crear: una prohibición total del aborto, probablemente sin excepciones”, dijo Emily Wales, directora ejecutiva de Planned Parenthood Great Plains, que dejó de proporcionar abortos en dos de sus clínicas de Oklahoma después de que la prohibición de seis semanas entrara en vigor este mes.

“Es el peor escenario para la atención al aborto en el estado de Oklahoma”, condenó.

Al igual que la ley de Texas, el proyecto de ley de Oklahoma permitiría a ciudadanos demandar a los proveedores de abortos o a cualquiera que ayude a una mujer a abortar. Después de que la Corte Suprema permitiera que ese mecanismo siguiera en vigor, otros estados republicanos trataron de copiar la prohibición texana. El gobernador de Idaho firmó la primera medida en marzo, aunque ha sido bloqueada temporalmente por la Corte Suprema estatal.