Ferrari acapara los puestos de largada para el F1 Grand Prix de Miami

0
156

Ferrari, con su caballito rampante es la escudería más famosa de la Fórmula 1 y quizás las marca deportiva más admirada del planeta, el domingo (3:30 p.m.) tratará de ratificar esas bondades en la F1 Grand Prix de Miami, el primero en la historia que se realiza en esta ciudad y que contará con la presencias de más de 80.000 fanáticos.

Cuando entramos a la quinta fecha del campeonato mundial de monoplazas, Ferrari lidera en constructores y en pilotos con el monagués Charles Leclerc. El domingo, la marca italiana acaparará la posición de partida con el propio Leclerc y el español Carlos Sainz.

La última vez que Ferrari se coronó campeón en la clasificación de constructores fue en el 2008 y un año antes conquistó por última vez el campeonato mundial de pilotos con el finlandés Kimi Raikkonen. Desde entonces se encuentra en el dique seco.

Para un coche que es descrito como “la maquinaria más fina hecha en la industria automotriz” en la película con Al Pacino Perfume de Mujer -que este 2022 cumple 30 años de su lanzamiento-, más de una década sin alcanzar el tope es demasiado tiempo.

En la temporada del 2021, Ferrari quedó en tercer lugar detrás de Mercedes Benz y Red Bull-Honda, pero ese año, la marca italiana se concentró en adaptarse a los cambios en los coches programados por la FIA para el 2022.

Al parecer, esa anticipación viene dando buenos resultados y los Ferrari llevan ganadas dos de las cuatro carreras del campeonato disputadas hasta ahora. No pueden descuidarse, sin embargo, porque los Red Bull le pisan los talones.

La presión para Ferrari es enorme, porque en Italia sienten la marca como un sello de identidad, al igual que la pizza, el coliseo romano y todas esas cosas que revelan el carácter apasionado de los italianos.

Leclerc se apoderó de la pole position el sábado por apenas dos décimas de segundos sobre su compañero de escudería.

Los cuatro últimos triunfos de Leclerc en Fórmula 1 han llegado precisamente luego que el piloto asegurara la primera posición de largada.

De ninguna manera el de Mónaco puede confiarse en estos antecedentes porque los Red Bull del holandés Max Verstappen y Sergio “Checho” Perez no le darán respiro. Además, el mexicano mantiene su buen momento en la temporada y en las cinco clasificaciones disputadas hasta ahora en la presente campaña nunca bajó del cuarto puesto.

“Los Red Bull son muy rápidos en las rectas y nosotros en las curvas”, comentó Leclerc. “Si ellos están muy cerca de nosotros, entonces será muy difícil”.

Mientras, Sainz se rehabilitó el sábado del choque contra el muro de contención que tuvo la tarde del viernes durante la segunda práctica.

“Llevaba todo el peso del choque de ayer [viernes]”, admitió el español. “Me las arreglé para exigir el coche hasta el límite en algunas curvas y pude poner una clasificación decente. Todo, sin embargo, no es asunto de una sola carrera. Será un desafío en aumento toda la temporada”.

Por su parte el campeón mundial Verstappen se sentía un poco decepcionado con la actuación de los Red Bull.