En apenas tres días, el Servicio Guardacostas intercepta en el mar a 84 cubanos

0
18

La semana pasada, el Servicio Guardacostas interceptó en el mar a 84 cubanos cerca de las Bahamas y los Cayos de la Florida.

Un escampavías del Servicio Guardacostas, el Paul Clark, repatrió a los cubanos a la isla el miércoles, dijo la agencia. Los cubanos fueron interceptados entre el domingo, 17 y el martes 19 de abril 19.

Un grupo estaba a 23 millas al suroeste de Cay Sal en las Bahamas. Los otros cuatro grupos fueron parados en varias áreas de la zona central de los Cayos, según el Servicio Guardacostas.

En la actualidad, el sur de la Florida está viviendo un aumento de la migración marítima de Cuba y de Haití.

Más haitianos se están lanzando al mar para huir de la cada vez peor violencia e inestabilidad política desde el 2004. De acuerdo con el Servicio Guardacostas, ha interceptado a 3,519 personas desde inicios de octubre.

Por otra parte, más cubanos han sido interceptados en el mar que separa la isla del sur de la Florida desde el otoño. Es la cifra más grande de los últimos cinco años, señaló la agencia.

En lo que va de este año fiscal, que comenzó el 1ro. de octubre y terminará el 30 de septiembre, el Servicio Guardacostas dijo que sus tripulaciones del sur de la Florida han interceptado a 1,446 cubanos.

Este número está en camino de sobrepasar a las 1,468 personas interceptadas durante todo el año fiscal 2017, el último de la llamada política de “pies secos, pies mojados”, que le permitía a los cubanos que tocaran tierra, permanecer en Estados Unidos, y luego solicitar la residencia permanente al cabo de un año. Los cubanos detenidos en el agua era devueltos a la isla.

Después que el gobierno de Barak Obama terminó abruptamente el programa en enero de 2017, la migración marítima de Cuba disminuyó año tras año, hasta el punto de que en el año fiscal 2020, el Servicio Guardacostas solo interceptó a 49 personas que trataban de hacer el peligroso viaje a través del Estrecho de la Florida.

Los expertos sobre Cuba han observado que las cada vez más deterioradas condiciones políticas y económicas que vive el país comunista son la causa de esta última ola.