Gobernador Ron DeSantis señaló que haría ciertos recortes a presupuestos recién aprobados

0
34

El Congreso estatal de Florida concluyó su sesión legislativa regular con la aprobación del mayor presupuesto fiscal de su historia, unos 112.100 millones de dólares, y el gobernador Ron DeSantis señaló que haría ciertos recortes antes de ratificar el documento.

De hecho, DeSantis propuso unos presupuestos inferiores, alrededor de 99.700 millones de dólares, pero dado el refuerzo monetario por el aumento de recaudaciones de impuestos estatales y unos 16.700 millones de dólares que Florida recibirá del Gobierno federal, en los próximos cinco años, como parte de la Ley de Empleos e Inversión en Infraestructura, el Congreso estatal sumó proyectos y gastos a la propuesta inicial.

DeSantis hizo el anuncio durante una comparecencia en City of Hialeah Educational Academy, donde prometió que no vetaría los 2.9 millones que el senador estatal Manny Diaz Jr. pidió para ampliar el programa de la institución educacional, pero que otros pedidos, que no mencionó, serían “analizados”.

“Tenemos ingresos en auge. Y así, (los legisladores) han tenido la posibilidad de poner más en el presupuesto. Y si es algo bueno, como esto (la academia de Hialeah), dije que lo aprobaría. Hay otras cosas que probablemente van demasiado lejos”, anticipó.

De hecho, el gobernador tiene poder constitucional para revisar cualquier resolución del Congreso estatal. No obstante, el poder legislativo también puede revisar el veto y hacerlo ley si dos terceras partes de ambas cámaras los vuelven a aprobar.

Los presupuestos fueron aprobados por unanimidad en el Senado estatal, poco después de que la Cámara Baja lo aprobara con una votación de 105 a 3.

Acorde con los datos publicados en los archivos estatales, DeSantis recortó 131 millones de dólares de los presupuestos inicialmente adoptados en su primer año de mandato, 2019, así como 1.000 millones en 2020 y 1.500 millones en 2021.