El Senado de Florida aprobó el polémico proyecto No digas gay

0
136

El Senado de Florida aprobó este martes un polémico proyecto de ley que prohíbe a los maestros hablar sobre sexualidad e identidad de género en las aulas, una medida bautizada por sus detractores como «No digas gay», que se encamina ahora al escritorio del gobernador estatal, Ron DeSantis, para su previsible firma.

El proyecto, oficialmente llamado Derechos de los padres en la educación, impide que los maestros aborden la identidad de género y la orientación sexual entre el jardín de infancia y el tercer grado.

A partir de ese grado de educación primaria ambas cuestiones serán abordadas de una forma «apropiada para la edad», indica el texto del proyecto.

La aprobación en el Senado estatal se da luego de salir adelante en febrero en la Cámara Baja, ambas controladas por el Partido Republicano.

Así como también se aprueba en medio del rechazo de la oposición demócrata y de los grupos a favor de los colectivos LGBTQIA+, que realizaron protestas en los últimos días contra la iniciativa.

Su autor, el legislador republicano Joe Harding, defendió el proyecto con el argumento de que deben ser los padres, y no los educadores, quienes aborden estos temas con sus hijos.

La aprobación de este martes, con 22 votos a favor y 17 en contra, no supone gran sorpresa en vista de que el proyecto formaba parte de la agenda republicana para este período de sesiones.

Este tendrá su fin el viernes, y contaba con el beneplácito de DeSantis, quien había saludado que la iniciativa protegiese a los alumnos menores de temas sensibles como estos.