Una corte federal prohíbe usar el Título 42 para expulsar a familias migrantes a países donde sean «perseguidas o torturadas»

0
189

La Corte federal de Apelaciones del Distrito de Columbia dictaminó este viernes que el Gobierno que preside Joe Biden debe limitar la aplicación de la norma conocida como Título 42, aprobada por la Administración de Donald Trump en el inicio de la pandemia de coronavirus y aún en vigor, y que permite la expulsión inmediata del país de los solicitantes de asilo sin permitirles presentar su caso ante una corte bajo la excusa de que suponen un peligro sanitario.

Un panel de jueces determinó que las autoridades migratorias pueden expulsar a las familias migrantes «pero sólo a países donde no sean perseguidos o torturados», según informó el diario The New York Times. Este dictamen no afecta a los adultos que lleguen solos.

Eso implica que los solicitantes de asilo deberían pasar la prueba de miedo creíble, el primer paso habitual para iniciar un caso de asilo, en vez de ser expulsados de inmediato en la frontera, y abriría la puerta a que aquellos que puedan probar el riesgo que corren en caso de regresar a sus países de origen no puedan ser deportados.

«Es probable que [el Título 42] otorgue al Ejecutivo una amplia autoridad para prohibir la entrada de extranjeros en Estados Unidos durante una emergencia de salud pública; que el Ejecutivo pueda expulsar a los extranjeros que violen dicha prohibición; y que, en virtud de la Convención contra la Tortura, el Ejecutivo no pueda expulsar a los extranjeros a países en los que su vida o su libertad estén amenazadas», escribió el panel de jueces.

El Gobierno mantiene el Título 42 activo en principio para todos los inmigrantes excepto los menores de edad que lleguen solos. Desde el inicio de su aplicación en marzo de 2020, más de 181,000 familias migrantes han sido expulsadas en la frontera, aunque esa cifra supone sólo el 25% de las que han llegado, según el citado diario.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) interpuso una demanda contra la Administración de Biden por seguir usando el Título 42 aún cuando las medidas para contrarrestar el COVID-19 se estaban levantando en todo el país por la caída de contagios.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, defendió sin embargo la aplicación de esta política alegando que no es una medida «migratoria» y que se mantendría hasta que permaneciera la «necesidad de salud pública”.

Sin embargo, activistas proinmigrantes y expertos en salud pública criticaron la norma argumentando que la expulsión de migrantes no representa ningún beneficio para evitar la propagación del virus.