Biden advierte a Putin que invadir a Ucrania tendrá “costos rápidos y severos”

0
53

El presidente Joe Biden volvió a pedir el sábado al presidente Vladimir Putin que retire a más de 100,000 soldados rusos concentrados cerca de las fronteras de Ucrania y advirtió que Estados Unidos y sus aliados “responderán con decisión e impondrán costos rápidos y severos” si Rusia invade , según la Casa Blanca.

La llamada entre Biden y Putin, seguida de cerca, comenzó poco después de las 11 a.m. y duró poco más de una hora, según la Casa Blanca. Biden realizó la llamada desde Camp David.

En un comunicado de la Casa Blanca se indica que el presidente Biden recalcó que si Rusia emprende una invasión en Ucrania, «Estados Unidos, junto con nuestros aliados y socios, responderá de manera decisiva e impondrá costos rápidos y severos a Rusia».

Biden dijo al presidente ruso que siguen preparados para participar en la diplomacia, pero están «igualmente preparados» para otros escenarios, de acuerdo con la Casa Blanca.

Putin quería que la llamada telefónica se llevara a cabo el lunes, pero Biden presionó para que se realizara antes, ya que oficiales de inteligencia de Estados Unidos han detectado lo que la Casa Blanca ha dicho que son cada vez más señales de que Rusia podría invadir Ucrania pronto.

Antes de hablar con Biden, Putin tuvo una llamada telefónica con el presidente francés, Emmanuel Macron, quien se reunió con él en Moscú a principios de semana para tratar de resolver la mayor crisis de seguridad entre Rusia y Occidente desde la Guerra Fría. Un resumen del Kremlin de la llamada sugirió que se avanzó poco para calmar las tensiones.

Funcionarios estadounidenses advirtieron nuevamente que la acumulación de poder ofensivo aéreo, terrestre y marítimo de Rusia cerca de Ucrania ha llegado al punto en que podría invadir pronto.

Una advertencia de viaje del Departamento de Estado el sábado dijo que se ordenó a la mayoría del personal estadounidense en la embajada de Kiev que evacuara y que otros ciudadanos estadounidenses también deberían abandonar el país de inmediato.

Rusia ha concentrado más de 100,000 soldados cerca de la frontera con Ucrania y ha enviado tropas a ejercicios en la vecina Bielorrusia, pero niega que tenga la intención de lanzar una ofensiva contra Ucrania.

El momento de cualquier posible acción militar rusa seguía siendo una cuestión clave.

Estados Unidos recogió inteligencia de que Rusia está considerando el miércoles como fecha objetivo, según un funcionario estadounidense familiarizado con los hallazgos. El funcionario, que no estaba autorizado a hablar públicamente y lo hizo bajo condición de anonimato, no dijo qué tan definitiva era la inteligencia. La Casa Blanca subrayó públicamente que Estados Unidos no sabe con certeza si Putin está comprometido con la invasión.

Biden ha dicho que el ejército estadounidense no entrará en guerra en Ucrania, pero prometió severas sanciones económicas contra Moscú, en concierto con aliados internacionales.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, dijo que le dijo a su homólogo ruso el sábado que “una mayor agresión rusa se enfrentaría con una respuesta transatlántica resuelta, masiva y unida”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, describió el discurso sobre la agresión rusa como una «campaña de propaganda» occidental que «persigue objetivos provocativos».

Mientras tanto, el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy trató de proyectar calma mientras observaba ejercicios militares el sábado cerca de Crimea, la península que Rusia anexó a Ucrania en 2014.

“No tenemos miedo, no tenemos pánico, todo está bajo control”, dijo.