Piden destituir a Kamala Harris por «pésimo» trabajo en la frontera

0
27

El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL), junto a otros colegas del Senado, envió una carta al presidente Joe Biden solicitando que reemplazara a la vicepresidenta Kamala Harris por su incapacidad para detener el flujo de inmigrantes ilegales a Estados Unidos y de trabajar con los países vecinos con el objetivo de asegurar la frontera. De acuerdo a los firmantes, debido a las acciones de la administración actual, durante el año pasado, hubo un aumento del 317 por ciento en los encuentros en la frontera. Anoche, Rubio destacó la crisis migratoria histórica y actual en una entrevista con Fox News Primetime, señalando que, «si Kamala Harris es la que está a cargo de esto, necesitan encontrar a alguien más capaz y más rápido».

Se unieron a Rubio para enviar la carta los senadores Thoms Tillis (R-NC), Marsha Blackburn (R-TN), James Lankford (R-OK), John Boozman (R-AR), John Barrasso (R-WY), James Inhofe (R-OK), Bill Hagerty (R-TN), Lindsey Graham (R-SC), Rick Scott (R-FL) y Roger Wicker (R-MS).

A continuación, reproducimos el texto íntegro de la misiva

Querido Señor Presidente:

Le escribimos para pedirle que nombre un nuevo zar fronterizo para reemplazar al vicepresidente Harris, quien fracasó por completo en trabajar con los países vecinos para detener el flujo de inmigrantes ilegales hacia nuestro país y asegurar la frontera. De hecho, las cosas solo han empeorado desde su nombramiento como zar fronterizo.

Como hemos mencionado repetidamente, la retórica de su administración provocó un aumento de la inmigración ilegal en nuestro país. Desde agosto de 2020 hasta agosto de 2021, ha habido un aumento del 317 por ciento en los encuentros en la frontera. El aumento actual es el más grande en 20 años, ya que los cruces fronterizos ilegales han aumentado sustancialmente desde que asumió el cargo. Por ejemplo, los encuentros de migrantes en la frontera han aumentado durante seis meses consecutivos. En agosto de 2021, hubo casi 209,000 encuentros de migrantes en comparación con agosto de 2020, cuando el número era de solo 50,000. Además, desde enero, su administración ha liberado al menos a 225,000 migrantes a los Estados Unidos que cruzaron ilegalmente la frontera.2 Finalmente, y lo más preocupante, los encuentros con niños no acompañados también están aumentando; un 24 por ciento de junio a julio de este año solamente. A pesar de estas cifras alarmantes, el vicepresidente solo visitó la frontera sur una vez, y esa visita fue a cientos de millas del epicentro del oleaje. Incluso su viaje a Guatemala y México con la intención de abordar las “causas fundamentales” de la inmigración ilegal a Estados Unidos fue un desastre de relaciones públicas sin ningún compromiso político sustantivo de los países vecinos.

Como para probar el punto, el mes pasado, el ministro de Relaciones Exteriores de Panamá sugirió que su administración ignoró las advertencias tempranas mientras miles de inmigrantes haitianos se dirigían hacia el norte y finalmente cruzaron la frontera sur cerca de Del Rio, Texas. En un momento, los informes de los medios indicaron que había más de 14.000 migrantes acampados debajo de un puente cerca de la frontera. Muchos de estos migrantes, a pesar de ser originarios de Haití, informaron que provenían de América del Sur y Central. Muchos dijeron que hicieron el peligroso viaje porque usted y el vicepresidente Harris prometieron abrir las fronteras de Estados Unidos.

Durante los últimos seis meses, el vicepresidente Harris no ha hecho absolutamente nada para ayudar a proteger nuestra frontera, desarrollar una estrategia para asociarse con nuestros vecinos o incluso hablar con el pueblo estadounidense sobre la crisis fronteriza. Es sorprendente que el zar fronterizo de Estados Unidos permaneciera en silencio mientras miles de inmigrantes haitianos cruzaron ilegalmente la frontera y establecieron un campo de refugiados de facto en Estados Unidos. Ahora, con estimaciones de que decenas de miles de migrantes adicionales se dirigen hacia la frontera sur, es esencial que reemplace al vicepresidente Harris como zar fronterizo con alguien más calificado y comprometido para este importante papel. La situación en la frontera sur es un desastre absoluto y su administración no está haciendo nada para controlar la situación; de hecho, muchas de sus políticas están empeorando la situación. Puede comenzar a corregir el rumbo reemplazando inmediatamente a la vicepresidenta Kamala Harris con un zar fronterizo que esté preparado y dispuesto a participar para abordar la crisis en la frontera sur. La seguridad y la salud nacionales de Estados Unidos están en juego.