EEUU empieza las dosis de refuerzo con 25% de su población sin vacunar

0
32

Estados Unidos empezará ya a administrar dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19 para varios colectivos, como las personas mayores, vulnerables y trabajadores en situación de riesgo, pero sigue teniendo muchos problemas para contener la pandemia, porque 25% de su población se resiste a inmunizarse.

Los mayores de 65 años, los adultos con enfermedades como diabetes u obesidad y los trabajadores con riesgo de contagio como los de salud, profesores o empleados de tiendas de alimentación serán los primeros en poder acceder a una tercera dosis de la vacuna. Esto aunque solo en el caso de tener puesta la de Pfizer, la primera en recibir la aprobación para el refuerzo.

Además, tendrán que haber pasado seis meses desde que recibieron la segunda inoculación de Pfizer para que puedan ponerse la tercera. Esto implica que son ya veinte los millones de personas que pueden desde este momento recurrir al refuerzo.

Todos estos detalles los dio el presidente Joe Biden en un discurso en la Casa Blanca en el que recalcó que el gobierno se ha guiado por los expertos y la comunidad médica para decidir estos refuerzos.

Aunque lo cierto es que la administración ha ido más allá al incluir a los trabajadores considerados de riesgo en este primer grupo. La directora de los Centros de Control de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, tomó la decisión de incluir a estos trabajadores, pese a que el consejo de expertos de este organismo no lo recomendó.

En la rueda de prensa del equipo de respuesta a la pandemia del gobierno, Walensky defendió su decisión por entender que tiene que garantizar la mayor protección posible para los «héroes de cada día» que debido a su trabajo -en los hospitales, colegios o servicios de emergencia- afrontan la «mayor incertidumbre» y el mayor riesgo de exponerse a la enfermedad.

En su discurso en la Casa Blanca, Biden, que aseguró que se pondrá en cuanto pueda el refuerzo de su vacuna, mandó un mensaje de tranquilidad a quienes aún no pueden acceder a una nueva dosis.

De esta forma, a quienes tienen la vacuna de Moderna o Johnson & Johnson les aseguró que cuentan aún con un «alto grado» de protección contra la enfermedad, y recordó que también se estudiará el caso de estas vacunas para poder aprobar su refuerzo más adelante.

Y ante quienes se puedan estar planteando recibir una dosis de refuerzo aunque no estén en los grupos definidos este viernes, Biden les pidió que «esperen su turno» y aguarden también a que concluyan los informes sobre otros grupos y otras vacunas.