Proponen eliminación de pruebas finales en escuelas de Florida

0
8

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció un proyecto de ley para ponerle fin a las Evaluaciones Estándares de Florida (FSA), que se realizan al culminar el año escolar, y reemplazarlas por pruebas que tendrían lugar durante el año lectivo 2023-2024 para “medir mejor” el progreso individual de estudiantes y red escolar.

DeSantis hizo el anuncio durante una comparecencia en Doral Academy Prepatory School, en la ciudad de Doral, en Miami-Dade, donde estuvo acompañado por el comisionado de Educación de Florida, Richard Corcoran, y legisladores y autoridades administrativas del condado.

Las pruebas FSA tienen como propósito evaluar los logros de los estudiantes en inglés, matemáticas y otras materias. Estas evaluaciones ayudarían a los estudiantes “a tener éxito” y, de acuerdo con los argumentos que las avalan, sirven a los alumnos para “medir sus logros y el progreso en la educación”.

Sin embargo, DeSantis aseguró que el sistema de evaluacion “tiene fallas” que incluyen la identificación de las “debilidades académicas” de los estudiantes al final del año, en lugar de poder ayudarlos durante el año escolar.

“Necesitamos medir resultados, seguiremos haciéndolo. Continuaremos estableciendo altos estándares, pero también debemos reconocer que estamos en el año 2021 y la FSA, francamente, está desactualizada”, dijo DeSantis.

En opinión del gobernador, la prueba se realiza muy tarde para ajustar los planes de aprendizaje de un estudiante. “Toman un examen importante al final del año y obtienenlos resultados al final del año escolar. No se puede volver atrás y arreglar eso”, aseguró.

DeSantis dijo que su propuesta, que sería presentada durante la próxima legislatura en 2022, consiste en reemplazar la FSA por un sistema de monitoreo del progreso del estudiante llamado Evaluación del Pensamiento de los Estudiantes de Florida (FAST).

Según explicó, el “monitoreo del progreso FAST” comprende evaluaciones de registro individualizadas y “breves” que tendrían lugar en otoño, invierno y primavera, que solo tomarán horas y no días para medir las capacidades de los estudiantes.

“Habrá un 75% menos de tiempo para las pruebas, lo que significará más tiempo para aprender. También informa a los maestros en tiempo real durante el año escolar para que puedan hacer las correcciones necesarias”, dijo DeSantis.

Acotó que “esto será más amigable para los estudiantes, más amigable para los padres y más amigable para los maestros” y emplazó a los legisladores estatales a respaldar la iniciativa.

Al respecto, el superintendente de las Escuelas Públicas del Condado de Miami-Dade, Alberto Carvalho, quien ha tenido diferencias con DeSantis por la orden de mascarillas, mostró su apoyo a la propuesta.

Carvalho dijo que el sistema de “monitoreo del progreso”, planteado por el titular de Tallahassee, “nos permitiría recalibrar mejores enfoques de enseñanza para estudiantes”.

Por su parte, el sindicato de maestros de Miami-Dade United Teachers of Dade, que también se ha enfrentado a DeSantis por el asunto de los tapabocas en los planteles, entre otros asuntos, emitió una declaración de respaldo al eventual cambio.

“Durante 20 años, hemos subrayado el efecto dañino que las pruebas obligatorias han tenido en la capacidad de nuestros estudiantes y educadores para enseñar a los estudiantes de una manera rica y significativa”, señaló la organización en un comunicado.

A lo que agregaron: “Nos complace que el Departamento de Educación de Florida finalmente haya escuchado las recomendaciones de los expertos en educación y los padres preocupados y haya decidido eliminar la FSA”.

Finalmente, planteó que “nuestros educadores siempre han proporcionado un seguimiento del progreso y ese esfuerzo siempre debería haber sido apoyado. Bienvenida a la educación holística”.