Entra en vigor la restrictiva ley antiaborto de Texas, que prohíbe interrumpir el embarazo después de las 6 semanas

0
20

La Corte Suprema no respondió este martes a una petición de emergencia que buscaba bloquear la entrada en vigor de esta ley. Según la apelación, esta ley limitaría «inmediata y catastróficamente» el acceso al aborto para el 85% de las pacientes y obligaría a muchas clínicas a cerrar en todo el estado.

Ante la ausencia de una decisión de la Corte Suprema, este miércoles entró en vigor en Texas la restrictiva ley que prohíbe el aborto después de las seis semanas de embarazo.

«La Corte Suprema no ha respondido a nuestra solicitud de emergencia para bloquear la nueva prohibición radical del aborto de seis semanas de Texas, la SB8. La ley ahora entra en vigencia. El acceso a casi todos los abortos acaba de ser cortado para millones de personas. El impacto será inmediato y devastador «, tuiteó la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) la madrugada del miércoles.

La respuesta del máximo tribunal se esperaba para este martes. Debe responder a una apelación de emergencia introducida por organizaciones, clínicas y médicos que piden suspender la ley antiabortos, pero por el momento no se ha pronunciado, por lo que la legislación entró en vigor.

Si la Corte Suprema vota por que la ley siga adelante, esta sería la restricción más dramática al derecho al aborto en Estados Unidos.

La ley prohíbe el aborto una vez que se pueda detectar un latido fetal, lo cual ocurre alrededor de las seis semanas, antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas. Ese es justo el tiempo en que entre 85% y 90% de las mujeres en Texas recurren al procedimiento, con lo cual quedarían casi sin acceso a un aborto seguro. De hecho, algunas clínicas en el estado estaban negando las consultas a pacientes desde mediados de agosto como consecuencia de esta ley.

«El resultado es que muchas tejanas se verán obligadas a tener embarazos en contra de su voluntad», añadió la organización.