Esposa del presidente de Haití revela cómo sobrevivió al ataque

0
50

Martine Moïse, la primera dama de Haití, relató detalles sobre el momento en que los asesinos invadieron su dormitorio en donde dormía con su esposo, el presidente Jovenel Moïse, quien fue asesinado la madrugada del 7 de julio del presente año.

La primera dama manifestó que aquel día, ella cayó al suelo junto a la cama con el codo destruido por los disparos y sin poder respirar mientras observaba cómo los atacantes asesinaban a su esposo.

“Lo único que vi antes de que lo mataran fueron sus botas”, dijo Martine Moïse sobre el momento en que su esposo fue asesinado a tiros junto a ella, de acuerdo a The New York Times. “Luego cerré los ojos y no vi nada más”, agregó.

Mientras los atacantes inspeccionaban los archivos de su marido en la habitación, pudo escuchar en español lo que decían. “No es eso”, repetían, y seguían buscando. Hasta que finalmente uno afirmó: “Eso es”.

Martine comenta que antes de que los asesinos abandonaran la alcoba, le apuntaron con una linterna en los ojos para asegurarse de que estuviese muerta. “Pensaban que estaba muerta”, sostuvo en una entrevista con The New York Times.

La cónyuge describe el dolor y temor que sintió de ver al hombre con quien había vivido 25 años, ser asesinado frente a ella.

El pavor que fue pensar en que sus hijos podían ser también asesinados, el horror de ver el cuerpo de su esposo y su lucha para pararse del suelo luego de que los asesinos huyeron.

La razón por la cual ha decidido hablar de aquel atroz día, es porque no confía en la investigación que está dando en torno al asesinato del presidente de Haití.

Martine Moïse no cree en la versión oficial que señala que los acusados financiaron el ataque por sus propios medios. La policía de Haití detuvo a varias personas acusadas de estar detrás del asesinato, entre ellas 18 colombianos y varios haitianos y haitiano-americanos, mientras continúa la búsqueda. Las autoridades policiales sospechan de Christian Emmanuel Sanon, un médico y pastor de 63 años que habría conspirado para contratar a los mercenarios colombianos con el fin de matar al presidente y hacerse con el poder político.

Le parece muy sospechoso que ninguno de los 30 o 50 guardias que trabajaban en su casa hayan resultado heridos. “No entiendo cómo no dispararon a nadie”, piensa.

El presidente Moïse se había enfrentado a algunos de los oligarcas más ricos del país, entre ellos la familia que controla la red eléctrica nacional. Su esposa Martine pide que sea recordado como un hombre que se enfrentó a los ricos y poderosos, por lo que cree que estos pudieron tener algo que ver en el asesinato. “Sólo los oligarcas y el sistema pudieron matarlo”, dijo en la entrevista con The New York Times.