Demandan a gobernador por cese de ayuda federal a desempleo

0
43

Un grupo de residentes del condado de Broward demandó al gobernador de Florida, Ron DeSantis, y al Departamento de Oportunidades Económicas de Florida, (DEO, por sus siglas en inglés) por impedir que los floridanos sin trabajo reciban $ 300 adicionales en beneficios al desempleo provenientes del fondo federal contra la pandemia de coronavirus.

La demanda, presentada por los abogados Scott Behren, Gautier Kitchen y Marie Mattox, señaló a DeSantis y el director de DEO, Dane Eagle, como responsables, y busca restaurar los beneficios para todos los floridanos desempleados, según News Nation Now.

El pasado mes de mayo, el DEO anunció los planes para retirarse del Programa Federal de Compensación por Desempleo por COVID y el 26 de junio finalizó los pagos adicionales de $ 300 semanales. A pesar de que el Congreso federal había votado extender dichos beneficios por desempleo hasta septiembre.

La acción judicial alega que Florida erróneamente cesó los pagos y que ellos resulta «en violación de las Secciones 443.031 y 443.171 de los Estatutos de Florida». Además alega que los demandantes han sufrido dificultades económicas, que «se les ha complicado encontrar trabajo debido al COVID-19, y que algunos corren el riesgo de ser desalojados de sus viviendas».

“Si esos beneficios (adicionales) de desempleo en Florida cesan, cada uno de los demandantes y otros residentes necesitados del estado de Florida no podrán cubrir los gastos básicos de vida como vivienda, servicios públicos, alimentos, atención médica y cuidado infantil”, afirma la demanda.

“Los acusados tienen la clara obligación legal de asegurar para los floridanos todos los beneficios federales de desempleo disponibles incluidos en el Programa de Compensación por Desempleo por COVID-19”, afirma el documento.

El programa de compensación por desempleo de Florida paga un máximo de $ 275 por semana durante 12 semanas. Esto lo convierte en uno de los programas de compensación por desempleo más cortos y con los salarios más bajos del país, sostiene la demanda.

La reclamación tiene lugar cuando el Estado de Sol lidia con la variante Delta del COVID-19 y registra más casos nuevos que ningún otro estado de EEUU.

En Florida ocurren una de cada cinco nuevas infecciones en el país. Durante la pasada semana, se registraron 73.181 casos, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades y los hospitales comienzan a encender las alarmas.

Por su parte, el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, sostuvo que “al entrar en el otoño con la variante delta, podríamos tener un problema realmente serio con un aumento considerable de infecciones”.