Zarpa primer crucero que parte de EEUU tras pandemia

0
56

El primer crucero en partir de un puerto estadounidense desde que la pandemia de coronavirus paralizó a este sector turístico durante 15 meses zarpó el sábado con casi todos sus pasajeros vacunados.

El Celebrity Edge partió a las 6:00 de la tarde de Fort Lauderdale, Florida, con un cupo limitado de viajeros del 40% de su capacidad, y casi todos sus 1.100 pasajeros vacunados contra el COVID-19. Celebrity Cruises, una de las marcas de Royal Caribbean Cruise, informó que 99% de los pasajeros están vacunados, muy por arriba del 95% exigido por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Un saludo gigante fue proyectado en un muro de uno de los edificios del puerto: “Algún día ha llegado. Bienvenidos de regreso”.

Los pasajeros llegaron con playeras para la ocasión que tenían frases como “directo de la vacunación” y “vacunado y listo para viajar de crucero”.

“No hay palabras para describir qué tan emocionados nos sentimos por ser parte de esta travesía histórica hoy”, dijo Elizabeth Rosner, de 28 años, que se mudó de Michigan a Orlando, Florida, en diciembre de 2019, con su prometido sólo para estar cerca del centro del sector de cruceros.

A fin de cumplir tanto con el requisito de los CDC y una nueva ley en Florida que prohíbe a los negocios obligar a sus clientes a demostrar que están vacunados, Celebrity Cruises preguntó a sus huéspedes si les gustaría compartir su estatus de vacunación. Quienes no lo hicieron ni dijeron estar vacunados enfrentan restricciones adicionales.

La partida del Celebrity Edge el sábado marcó la reanudación de las actividades de los cruceros, y Carnival de antemano tiene barcos programados para zarpar de los puertos el próximo mes.

Ele barco es dirigido por la capitana Kate McCue, la primera estadounidense que capitanea un barco de crucero y tiene más de un millón de seguidores en TikTok.

Directivos del sector confían en que no haya contratiempos para superar el capítulo del año pasado de brotes mortales en los cruceros, debido a los cuales los barcos fueron rechazados en puertos y los pasajeros obligados a someterse a cuarentena. Algunos pasajeros murieron de COVID-19 en el mar y otros que enfermaron de gravedad fueron retirados en camillas de las embarcaciones.