Regresa a puerto de Miami primer crucero tras COVID

0
71

El crucero de Royal Caribbean, Freedom of the Seas, regresó a PortMiami tras culminar el primer viaje de prueba con pasajeros en EEUU desde el comienzo de la pandemia.

Freedom of the Seas atracó en el puerto de Miami en horas de las mañana de este martes 22 de junio con 600 pasajeros a bordo, todos empleados voluntarios.

Este crucero se realizó con el objetivo de probar las nuevas medidas de seguridad impuestas por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades CDC, como paso previo al comienzo de los viajes pasajeros reales a comenzar el próximo mes de julio.

“Este es un gran regreso a la navegación. Hay un montón de barcos planificados para recomenzar cruceros con pasajeros que pagan. Estamos muy emocionados de poder volver a navegar”, sostuvo Patrik Dahlgren, vicepresidente de Royal Caribbean Group.

El crucero de Freedom of the Seas se produjo a raíz de que un juez federal desestimara las reglas de seguridad impuestas por los CDC para las compañías de cruceros que operan en Florida. Lo que se tradujo en una victoria del gobernador Ron DeSantis quien afirmó en un comunicado : “Los CDC han estado equivocados todo el tiempo y lo saben”.

“La industria de cruceros pronto podrá zarpar nuevamente gracias a la demanda presentada por el gobernador De Santis y la fiscal general Ashley Moody” dijo el comunicado de presa del gobierno de Florida al conocer la decisión del juez.

“A partir del 18 de julio, las ordenes de los CDC se convertirán en una mera “guía” y los cruceros, una vez más, llegarán a mar abierto libres de los CDC. Mientras, Florida continúa prosperando. El regreso de la industria de los cruceros marca un hito importante en la lucha por la libertad”.

El pasado 8 de abril, DeSantis demandó a los CDC con el argumento de que los cruceros debían volver a navegar y cuestionó la autoridad de esta agencia federal para mantener una industria tan importante para Florida cerrada, desde el 20 de marzo de 2020.

No obstante, autoridades federales han advertido que apelarían la decisión del juez Steven Merryday con nuevas evidencias para sustentar su tesis y evitar que el estado se oponga a las regulaciones de la autoridad sanitaria nacional.

La autoridad sanitaria CDC plantea la seriedad de la pandemia y las más de 600.000 muertes que ha ocasionado en el país, unas 37.500 solamente en Florida, incluyendo alrededor de 6.500 en Miami-Dade; mientras el Gobierno de Florida argumenta que la vacunación “no es obligatoria” y que por lo tanto “no se puede exigir prueba de inmunización”.