EEUU comenzó vacunación de adolescentes de 12 a 15 años

0
69
Jamie Blank (L) holds her son, Ari Blank's hand as he receives the Pfizer-BioNTech Covid-19 vaccine

Harrison Hunger, de 14 años, recibió su vacuna contra el covid el jueves en una clínica de Bloomfield Hills, Michigan, y ahora solo piensa en comer donuts.

Consultado sobre qué es lo primero que hará tras ser vacunado, no duda: «Probablemente iré a Krispy Kreme, porque están ofreciendo donuts gratuitos a la gente que tenga uno de éstos», dice mostrando su carnet de vacunación.

La campaña para inmunizar a 17 millones de adolescentes de 12 a 15 años en Estados Unidos comenzó con fuerza el jueves tras la ampliación de la autorización de la vacuna Pfizer/BioNTech para esta franja etaria, parte de la estrategia del presidente estadounidense Joe Biden para intentar que el país logre la inmunidad de rebaño.

En todo el país los chicos hacían fila con sus padres en centros de vacunación, en unas 15.000 farmacias y consultorios pediátricos, deseosos de regresar a cierta normalidad prepandemia.

«Me ayudará a salir más», dijo Daniel Fox, de 13 años, uno de los primeros en la puerta del Centro Javits de Nueva York cuando el centro de convenciones transformado en sitio de vacunación abrió a las 10H00.

«Encontrarse en línea para jugar es bastante divertido, pero también es divertido verse en persona de vez en cuando», afirmó.

Harrison, por su lado, prevé viajar a Alaska con su familia dos semanas después de su segunda dosis.

«La vacuna para chicos de 12 a 15 años es segura, eficaz, práctica, rápida y gratuita», dijo el miércoles Biden.

Los mellizos de 14 años Anaya y Jay Tsai también recibieron su primera dosis en Nueva York.

«He estado esperando mucho este día desde hace tiempo. Es inmensamente importante», dijo su madre, Purva Tsai, de 47 años.

«Espero que signifique que las cosas comienzan a regresar a la normalidad para los chicos y que pueden socializar con sus amigos», añadió.

No había mucha gente en un sitio de vacunación instalado en el Centro de Convenciones Walter E. Washington en la capital estadounidense.

Kandall Frederick, de 15 años, llegó temprano con su madre en coche, antes de comenzar la escuela.

«Estaba emocionada», dijo la joven. «Fui la última de la familia en ser vacunada así que ahora todos estaremos a salvo, y podremos salir y hacer cosas con más libertad».

«Más vale prevenir que curar», estimó por su lado Maya, de 15 años. Su madre, Amy, dice estar «encantada» con la vacunación permitida por las autoridades sanitarias. «Queremos que esté segura y contribuir lo más posible a la inmunidad colectiva».

La vacuna para adolescentes es la misma que para los adultos, incluido el número de dosis.