EEUU y China se enfrentan en primera disputa de la era Biden

0
44

Estados Unidos y China plantearon este jueves en Alaska sus diferencias irreconciliables, en medio de un fuerte cruce de palabras, en el primer diálogo cara a cara entre las potencias desde la asunción de Joe Biden.

Los más altos diplomáticos de ambos países se reunieron a discutir una variedad de temas, y las diferencias volvieron a quedar en evidencia.

«Discutiremos sobre nuestras profundas preocupaciones acerca de las acciones de China en Xinjiang», donde Washington acusa a Pekín de «genocidio» contra los musulmanes uigures. Pero también «de Hong Kong, Taiwán, ciberataques contra Estados Unidos y coerción económica contra nuestros aliados», dijo en el encuentro el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken.

Ante el diplomático de más alto rango del Partido Comunista Chino, Yang Jiechi, y el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, Blinken dijo que «cada uno de estos actos amenaza el orden basado en reglas que garantiza la estabilidad global».

«Por eso no se trata sólo de asuntos internos, y sentimos la obligación de hablar de ello», agregó.

La actitud china fue igualmente incisiva. «China se opone firmemente a la injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos de China (…) y tomaremos medidas firmes en respuesta», dijo Jiechi.

«Lo que tenemos que hacer es abandonar la mentalidad de la Guerra Fría», agregó.

A su lado, el canciller chino Wang Yi denunció las últimas sanciones estadounidenses, anunciadas en vísperas de la reunión, contra la erosión de la autonomía de Hong Kong. «No es así como recibes a tus invitados», protestó.

El ministerio de Relaciones Exteriores había advertido que «China no hará ninguna concesión en temas referentes a su soberanía, seguridad e intereses».

Las relaciones entre Washington y Pekín siguen siendo conflictivas después que se tensaran bajo la presidencia de Donald Trump. El conflicto penetró en todos los niveles: comercial, defensa, tecnología y hasta Hong Kong.

Esos temas son foco de tensiones actuales, junto con otros como derechos humanos, el trato reservado a la minoría musulmana de los uigures en Xinjiang y el espionaje.

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, señaló: «No buscamos el conflicto, pero damos la bienvenida a la dura competencia».

Anchorage fue considerado un lugar de encuentro más neutral que Washington o Pekín para la cumbre de tres sesiones que finaliza el viernes.

Biden ha mantenido una línea dura sobre China, y Blinken ha dicho que representa la «mayor prueba geopolítica de Estados Unidos en el siglo XXI».

Jiechi reprochó a Estados Unidos por querer «imponer su propia democracia al resto del mundo».

A lo que Blinken retrucó: «Lo que escucho es muy diferente a lo que usted describe».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí