Trump acepta que acaba su mandato en Estados Unidos y promete una «transición ordenada»

0
162

Donald Trump ha aceptado que su mandato en la Presidencia estadounidense ha llegado a su fin después de que la Cámara de Representantes haya ratificado la victoria de Joe Biden. En este sentido, ha prometido «una transición ordenada» después de que sus seguidores asaltaran el Capitolio esta madrugada.

En su primer reconocimiento público de la derrota, Trump (que está bloqueado de cuatro redes sociales por su incitación a la violencia en el Capitolio que se saldó con 4 fallecidos) dijo a través de su asesor Dan Scavino en Twitter que aunque está «totalmente en desacuerdo con el resultados de las elecciones», habrá una transición ordenada el 20 de enero.

Siempre he dicho que continuaríamos nuestra lucha para asegurarnos de que solo se contaran los votos legales. Si bien esto representa el final del mejor primer mandato en la historia presidencial, es solo el comienzo de nuestra lucha para hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande.

Trump reconoció la derrota a pesar de que el miércoles en Washington D.C. dijo a centenares de simpatizantes que «nunca» reconocería la victoria de Biden, para que minutos después una turba irrumpiera en el Congreso, suspendiendo durante varios horas la ceremonia de certificación de los votos del Colegio Electoral, extendiendo la misma hasta horas de la madrugada de este jueves.

Aunque Trump presionó a su vicepresidente, Mike Pence, para que unilateralmente decidiera cuáles votos de Colegio Electoral contar y cuáles no, Pence declaró que tras leer detenidamente la Constitución de Estados Unidos llegó a la conclusión de que carecía de tal poder, y que su rol en la sesión era meramente ceremonial.

Pence pronunció la victoria de Biden y Harris tras culminar con la certificación y el rechazo de todas las objeciones que fueron presentadas. Finalmente el Congreso solo entró a analizar objeciones para Arizona y Pensilvania, pues tras los hechos de violencia varios senadores republicanos retiraron su apoyo a las objeciones para Georgia, Michigan y Wisconsin.