Victoria legal para Trump: anulan la certificación de votos en Pensilvania, Georgia y Nevada por «evidencias de fraude»

0
201

La primera en dar la orden de anulación de los votos electorales ha sido la juez Patricia McCullough en Pensilvania. Respondía así la magistrada tras haber leído la demanda de los abogados de Trump, quienes apelaban a la detención del recuento.

Esto ha supuesto un duro revés para los demócratas que estaban acelerando la certificación de votos en este estado. De hecho, el demócrata Tom Wolf y la secretaria de Estado, anti-Trump hasta la médula, Kathy Boockvar, nunca habían tardado tan poco tiempo en entregar los votos electorales de Pensilvania. En años anteriores siempre se había terminado a primeros de diciembre pero, esta vez, Wolf y Boockvar han tenido más prisa que nunca. Hasta que la juez les ha obligado a levantar las manos de las papeletas y parar. Nada de firmas.

La magistrada ha encontrado en la demanda evidencias sólidas e indicios de fraude electoral en Pensilvania, lo que ha permitido a Rudy Giuliani comparecer en una audiencia pública, retransmitida en directo durante la noche del miércoles.

«Las elecciones vuelven a empezar»

Durante su exposición, el letrado de Trump comenzó aclarando que «Biden superó a Trump por 81.000 votos en Pensilvania»; pero el equipo jurídico ha encontrado que hay entre 800.000 y 1.200.000 votos ilegales«. Para Giuliani «las elecciones han vuelto a empezar», porque el resultado «no está decidido».

El exalcalde de Nueva York llamó a sus testigos. Fiscales y observadores republicanos relataron las trampas que cometieron otros funcionarios y describieron cómo lo hicieron. Giuliani, además, presentó vídeos, documentos, pruebas fotográficas y apuntó a las decenas de declaraciones juradas de los fiscales de mesa y observadores que han dado la cara para denunciar el fraude.

«Descubrimos más de 8.000 votos de gente muerta, también había miles de votos de personas que, cuando fueron a votar, se encontraron que ya habían votado por ellos. Además, hay cientos de miles de votos que los observadores republicanos no pudieron comprobar«, añadió.

Georgia, otro campo de batalla

A su vez, en Georgia se libra otra batalla legal. En el ring está el abogado Lin Wood, que trabaja paralelamente con el equipo del presidente para demostrar el fraude electoral. Él ha sido quien ha dado la noticia de la victoria legal. El jurista ha conseguido que se acepte la moción de emergencia, para la revisión acelerada de la demanda, que impugna la validez del procedimiento de elección en Georgia.

Sidney Powell, otro peso pesado de la abogacía estadounidense, también ha interpuesto una demanda en Georgia y otra en Michigan. Como ella misma dice, «ha liberado al kraken«. Ambos litigantes aseguran tener pruebas contundentes que harán que se anulen los votos electorales para Biden. Hemos obtenido una aplastante victoria paraDonald Trump en Georgia», celebró Wood. «Nosotros, el pueblo, no permitiremos que sea robado», sentenciaba el prestigioso abogado.

Más victorias

Los esfuerzos de los republicanos han dado sus frutos también en Nevada. Otro punto para los de Trump en este estado. Un juez ya ha decretado que se establezcan las fechas para una audición y, por consiguiente, ha bloqueado el certificado de votos electorales que iban para Joe Biden. Al igual que están intentándolo en Pensilvania, el equipo legal del presidente puede darle la vuelta a los resultados en Nevada.

La cita será el 3 de diciembre y se espera que la defensa de Trump lleve hasta 15 testigos de las declaraciones juradas. En Nevada, Giuliani recordó que el estado contabilizó miles de votos por correos ilegales y reiteró que «también demostrarán que el resultado se puede revertir. «El perdedor fue Biden«, aclaró el abogado.

A este respecto, Matt Schlapp, presidente de la Unión Conservadora Estadounidense, en una entrevista en el programa del presentador Sean Hannity, manifestó su enorme alegría: «Esta es una gran noticia. Hubo errores en las máquinas de votos. Se cometió fraude. Tenemos miles y miles de ejemplos de personas reales en casos reales de ilegalidad electoral. Por primera vez en toda esta trágica historia de laselecciones presidenciales de 2020, un tribunal estatal ha otorgado a los republicanos en Nevada, y a la campaña de Trump, la capacidad de presentar su caso de votación ilegal generalizada», respondió en el citado medio.

Lo que parece evidente es que el equipo legal del presidente Trump avanza, por lo que todavía no hay nada decidido. Joe Biden, con estas decisiones judiciales, pasa a ser de nuevo candidato demócrata a la presidencia y deja de ser presidente electo. Tampoco podrá mantener, por ahora, los votos electorales de Arizona y Michigan: sendos estados han anunciado que realizarán audiencias públicas antes de certificar. Los letrados deberán entonces demostrar ante el público sus evidencias sobre el fraude electoral.