Estados Unidos y Brasil los más afectados por la pandemia

0
189

La pandemia del coronavirus no cede en Estados Unidos que superó la barrera de los tres millones de casos este miércoles, un día después de que el gobierno de Donald Trump anunciara que inició el proceso formal para sacar al país de la Organización Mundial de la Salud.

Estados Unidos es el país más afectado por el coronavirus, con más de 132.195 fallecidos, seguido de Brasil, donde se han registrado más de 67.000 muertes por la epidemia.

A pesar de la amenaza de covid-19, Trump pidió que los estudiantes regresen a sus escuelas en el otoño boreal y criticó las medidas “muy duras y caras” difundidas por los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades para reabrir los establecimientos.

En el contexto de la pandemia, el gobierno estadounidense anunció que va a revocar las visas de los estudiantes extranjeros cuyas escuelas enseñen exclusivamente de forma virtual en el próximo curso; pero la prestigiosa Universidad de Harvard y el MIT interpusieron este miércoles un recurso judicial para bloquear la revocación.

Otros países

En Brasil, donde se han reportado más de 1,7 millones de casos de covid-19, Bolsonaro no cambió su actitud desafiante ante la enfermedad. “Gracias a Dios, viviré aún mucho tiempo”, tuiteó este miércoles el mandatario, tras defender una vez más el uso de la polémica hidroxicloroquina para tratar la enfermedad.

Perú superó, por su parte, los 11.000 fallecidos, una semana después de haber iniciado un desconfinamiento progresivo, y México registró un nuevo récord diario de contagios este miércoles: 6.995.

Caos en Belgrado

El coronavirus ha infectado a casi 12 millones de personas en todo el mundo y matado a más de 500.000 desde el primer caso conocido, registrado en diciembre en China.

En varios países, los ciudadanos sufren con nuevas restricciones impuestas a raíz de rebrotes de la enfermedad.

Por segunda noche consecutiva, la capital de Serbia, Belgrado, ha sido escenario de choques entre la policía y manifestantes indignados por la gestión gubernamental de la pandemia.

Nubes de gases lacrimógenos y humo llenaron el centro de la ciudad provocando escenas caóticas similares a las de la noche anterior, cuando miles de personas protestaron por el regreso de un toque de queda durante el fin de semana, decretado tras un aumento de los nuevos casos.

En la ciudad de Melbourne, la segunda mayor de Australia, cinco millones de habitantes inician este jueves una nueva fase de confinamiento para frenar el repunte de casos confirmados de coronavirus.

Francia, que logró aplanar la curva de contagios imponiendo una cuarentena estricta hace semanas, dijo que se prepara ante un posible aumento de los casos.

Empero el nuevo primer ministro, Jean Castex, prometió que no se volverá a imponer un confinamiento tan duro como el anterior. “Hemos aprendido que las consecuencias económicas y humanas de una cuarentena total son desastrosas”, declaró Jean Castex.

Mejores tratamientos

Varios estados y ciudades de Estados Unidos han tenido que dar marcha atrás en sus medidas de reapertura de las actividades. Houston, por ejemplo, canceló este miércoles la convención republicana que iba a celebrarse en esa ciudad de Texas entre el 16 y el 18 de julio.

En Estados Unidos,  a principios de febrero sólo se contabilizaban un puñado de casos, pero el 28 de abril el país tenía más de un millón de cuadros clínicos y el 11 de junio ya eran dos millones, según un balance de la AFP realizado con cifras oficiales

La tasa de mortalidad actual en el país es, sin embargo, bastante inferior a la que se registró a finales de la primavera boreal.

Eso se debe tal vez al retraso entre las infecciones y las muertes de los pacientes enfermos, al hecho de que la epidemia afecta ahora a personas más jóvenes y también a que hay mejores tratamientos disponibles.

Los médicos han descubierto que acostar a los pacientes con problemas respiratorios sobre el vientre alivia sus pulmones y están utilizando anticoagulantes de forma preventiva para evitar complicaciones provocadas por el coronavirus.

También recurren a la dexametasona, un potente esteroide, para detener la respuesta inmunitaria destructiva inducida por el coronavirus en algunos pacientes, y utilizan el antiviral remdesivir para ayudar a los enfermos bajo respiración artificial a recuperarse antes.AFP.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí