Trump promulga una ley para presionar a China sobre el trato a los uigures

0
91
FOTO DE ARCHIVO: Trabajadores caminan junto a la valla perimetral de lo que se conoce oficialmente como centro de formación profesional en Dabancheng, en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang (China), el 4 de septiembre de 2018. REUTERS/Thomas Peter

China amenazó con tomar represalias después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmara el miércoles una legislación que insta a imponer sanciones por la represión de los uigures de China, coincidiendo con la publicación de fragmentos un libro de su exasesor de seguridad nacional en los que se indica que el mandatario estadounidense supuestamente aprobaba la detención masiva de miembros de dicha etnia.

El proyecto de ley, que el Congreso aprobó con un solo voto en contra, pretende enviar a China un mensaje contundente sobre los derechos humanos imponiendo sanciones a los responsables de la opresión de los miembros de la minoría musulmana de China.

Naciones Unidas estima que más de un millón de musulmanes han sido detenidos en campos de la región de Xinjiang. El Departamento de Estado de Estados Unidos ha acusado a las autoridades chinas de someter a los musulmanes a torturas y abusos “y de intentar, en definitiva, borrar su cultura y su religión”.

China, que niega la existencia de abusos y afirma que los campamentos ofrecen formación profesional y son necesarios para luchar contra el extremismo, respondió a la firma de la ley con indignación, diciendo que la nueva legislación “difamaba” la situación de los derechos humanos en Xinjiang y constituía un ataque malintencionado contra China.

“Instamos de nuevo a la parte estadounidense a corregir inmediatamente sus errores y dejar de usar esta ley relacionada con Xinjiang para perjudicar los intereses de China y entrometerse en los asuntos internos de China”, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores de China en un comunicado.

“De lo contrario, China tomará medidas represalias contundentes, y todas las consecuencias que se deriven de ello deberán ser asumidas en su totalidad por Estados Unidos”, añadió, sin dar detalles.

China y Estados Unidos ya están enfrentados en muchos aspectos, desde la gestión de la pandemia de coronavirus por parte de China hasta el apoyo de Estados Unidos a Taiwán.

Uno de los principales grupos de exiliados, el Congreso Mundial Uigur, agradeció a Trump la firma de la ley, añadiendo que “daba esperanza al desesperado pueblo uigur”.

Trump firmó el proyecto de ley mientras el secretario de Estado Mike Pompeo celebraba su primera reunión cara a cara desde el año pasado con el principal diplomático de China, Yang Jiechi.

Trump emitió una declaración firmada en la que afirmaba que algunos de los requisitos del proyecto de ley podrían limitar su autoridad constitucional para practicar la diplomacia, de modo que los consideraría como algo consultivo, no obligatorio.

Trump no celebró una ceremonia para señalar su firma, que ha coincidido con la publicación en medios de extractos del nuevo libro del exasesor de seguridad nacional John Bolton.

Entre otras acusaciones, Bolton dice que Trump pidió la ayuda del presidente chino Xi Jinping para lograr la reelección durante una reunión a puerta cerrada en 2019, y que Trump dijo que Xi debería seguir adelante con la construcción de los campamentos en Xinjiang.

La Casa Blanca no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios al respecto. Reuters

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí