Miami-Dade ayudará a pagar rentas de viviendas

0
252

El condado Miami-Dade dispuso 4.9 millones de dólares de fondos federales para ayudar a cientos de residentes en el sur de Florida a pagar sus alquileres, en momentos que un buen número de residentes del Gran Miami perdieron sus empleos a consecuencias de la pandemia o han vosto mermados sus ingresos.

Se trata de un portal en línea de la Red de Asistencia de Vivienda del condado (HAND) y entre los requisitos para calificar al programa está que los inquilinos deben haber perdido su trabajo o haber tenido una reducción de su salario, después del 1ro de marzo.

Tras el cierre obligatorio de negocios no esenciales en todo el sur de la Florida para disminuir la propagación del COVID-19, miles de residentes quedaron sin empleo temporal y otros de forma definitiva; una situación que se agrava por días a medida que las compañías -también afectadas por la crisis- incrementan los despidos. El nivel de desempleo en Miami-Dade supera el 20%.

El proceso para las aplicaciones se encuentra disponible desde el jueves 28 de mayo y se extiende hasta el el 5 de junio. Las solicitudes de ayuda se pueden hacer en la página www.miamidaderenthelp.com o por teléfono al número 1 877 994 4357. Las personas serán seleccionadas mediante un sorteo.

Para calificar también a esta ayuda en el pago de la renta, el ingreso mensual de una persona debe ser menor de 2.666 dólares y el de una familia de cuatro integrantes no puede sobrepasar los 3.429 dólares, según establece el programa.

El plan de beneficio también tomará en cuenta el pago de las personas en un «efficiency» o estudio y la cantidad de habitaciones que tenga la vivienda que habitan.

Carlos Giménez, alcalde de Miami-Dade, indica que continúa vigente la ordenanza emitida sobre la prohibición de desalojos durante la pandemia.

La medida beneficia y protege a miles de personas muy afectadas en la crisis generada por la pandemia de COVID-19, pero pone contra la pared a propietarios inmobiliarios, también impactados por la actual situación.

Dueños de condominios y edificios de apartamentos se quejan de que tienen sus manos atadas frente a esta difícil coyuntura en la que muchas personas no están pagando sus rentas o sólo entregan pequeñas cuotas.

Las nuevas construcciones en el sur de la Florida se dispararon en los últimos 8 años y un gran por ciento de esos inmuebles se destinaron a rentas, un elemento que empeora la situación de propietarios, que deben pagar altas hipotecas, intereses, impuestos y costos de mantenimientos.

Fuente: Diario las Américas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí