Nelson Bocaranda: Maduro tiene más dependencia de Cuba que el mismo Chávez

0
258

Nelson Bocaranda advierte que hay angustia en el chavismo, a pesar de que sus voceros se muestran sólidos en el poder, y señala que cada día más informantes se comunican con él para mostrar su preocupación por lo que ocurre puertas adentro de la coalición que ha gobernado Venezuela durante dos décadas.

En 2012, su cuenta de Twitter se convirtió en una referencia para conocer el estado de salud del fallecido presidente Hugo Chávez frente a la manipulación oficial. Un año después, fue señalado por la Fiscalía General de la República de ser autor intelectual de la violencia desatada tras la proclamación de Nicolás Maduro como presidente, pero la acusación no pasó de allí. En 2018, las autoridades le anularon su pasaporte cuando se disponía a viajar en familia.

Por lagranaldea.com| Adriana Núñez Rabascall

Pese a los amedrentamientos, Nelson Bocaranda continúa en Caracas y afirma que se mantendrá en Venezuela, pues “la pelea hay que darla adentro”. Desde su columna Runrunes, sigue revelando lo que sus fuentes dentro del poder le informan y, basándose en ello, dice tener fe en un cambio político, “a pesar del pesimismo que nos embarga”.

“Todos queremos una salida pacífica y electoral, pero el régimen está negado a entregar las instancias democráticas que nos robaron”

Nelson Bocaranda

-Desde su experiencia, con 58 años trabajando como periodista, ¿qué lectura les da a estas dos últimas semanas? Desde la Operación Gedeón, la discusión por los buques iraníes, la escasez de gasolina,… ¿quién se está imponiendo frente a la opinión pública?, ¿Gobierno u oposición?

-El chavismo tiene el control de absolutamente todo y posee una maldad natural, por eso van ganando la partida. Hacen lo que les da la gana. No dan respuestas. Están muy preocupados y nerviosos, porque están demostrando su ineficiencia. Esto los ha sobrepasado. Nuestro drama no es por las sanciones, es por la corrupción de ellos. Han sembrado el miedo y creo que este mismo drama de la gasolina los está ayudando a que no salga la gente. Sin embargo, la salida del aire de DirecTV ha provocado muchísimo más malestar popular que quizás otras medidas. Esto ha sido una puntilla demasiado dura para que el Gobierno pueda soportarla con tranquilidad. Lo que han implementado es la represión, porque no quieren que se conozca nada.

-Y ese panorama de confinamiento, ¿podría ser un escenario idóneo para que el Gobierno llame a elecciones al final de año?

-Todos queremos una salida pacífica y electoral, pero el régimen está negado a entregar las instancias democráticas que nos robaron. Ojalá se pudiera llegar a un acuerdo para la designación de un Consejo Nacional Electoral, pero cuando ves todas las manipulaciones que hacen para controlar a la gente, esto se pone cuesta arriba. Hay que empujar la carreta para lograr una solución democrática. No sé hasta dónde el Gobierno esté dispuesto a seguir violando derechos.

-Pero me refiero a unas parlamentarias que corresponden este año 2020 y así quitarle la Asamblea Nacional a Juan Guaidó.

-Ellos pueden montar lo que sea, pero ya el mundo entero ha rechazado estas vagabunderías. No creo que vaya a pasar como en las presidenciales de 2018. Debemos empujar hacia una solución democrática y de consenso. Sufrimos un problema que es la división opositora, cada quien tiene un plan, un anhelo, un deseo de ocupar posiciones y deben entender que no pueden poner los intereses personales por delante de los del país.

“No crean que Noruega ha abandonado las gestiones por Venezuela, ellos siguen pujando junto con la Unión Europea y Estados Unidos para lograr una solución”

Nelson Bocaranda

-Esa Operación Gedeón, de la que el gobierno interino de Juan Guaidó no dio todas las respuestas, ¿creó más división en la oposición?

-Quedó demostrado que esto fue un operativo bien montado por el Gobierno. El régimen de Maduro hizo la Operación Gedeón para que le explotara en los pies a la oposición. Fue una torpeza absoluta y, además, un engaño del Gobierno. Si esto viene siendo anunciado desde hace meses por voceros como Diosdado Cabello ¿cómo es posible que caigan en esa trampa?

-¿Por qué ha fallado tanto la estrategia de la oposición para comunicar o salirle al paso a temas como estos?

-Les ha faltado tino a los asesores. No han buscado escuchar a quienes tienen conocimiento de historia para saber que esas cosas hay que desmontarlas de inmediato. No puede correrse la arruga. Fue una torpeza absoluta. Deben escuchar más a la gente que no tiene intereses pecuniarios en obtener el poder.

-¿Hay ego?, ¿soberbia?

-Creo que hay mucha improvisación. Falta unidad. Cada grupo tiene un líder. Cada quien quiere arrimar para su lado. Yo creo que debemos dejarnos de tonterías y unirnos todos y, además, escuchar a quienes tienen opiniones contrarias y diversas, a quienes tienen más experiencia política que los jóvenes que están en el Gobierno interino.

-Usted trabajó como periodista con todos los gobiernos de la democracia, ¿cómo compara la actuación del chavismo con esos períodos?

-Yo empecé a trabajar en 1962. Nunca hubo una situación como ésta. Siempre hubo libertad de informar. Pudo haber en algún momento autocensura de muchos medios o temor a retaliaciones de Blanca Ibáñez (pareja del ex presidente Jaime Lusinchi), pero fueron pasajeras y minucias al lado de las cosas que hemos visto aquí. Esta gente quería montar una hegemonía comunicacional y lo que ha puesto es una torta gigante con la salida del satélite Simón Bolívar por errores en el manejo y falta de pago. Ahora este tremendo error de sacar DirecTV les ha provocado un caos adicional al que ya existía en el país. Debemos recordar que lo ocurrido con DirecTV es producto de que el régimen no quiso sacar de programación a PDVSA TV, una televisora montada por la petrolera, que Rafael Ramírez utilizaba para ir ganando prestigio y ser candidato. Lo de Globovisión se sabía que venía por las sanciones a Raúl Gorrín por corrupción. Yo siento que las cosas se le están complicando demasiado al Gobierno.

“Nuestro drama no es por las sanciones, es por la corrupción de ellos. Han sembrado el miedo y creo que este mismo drama de la gasolina los está ayudando a que no salga la gente”

Nelson Bocaranda

-Pero, ¿qué podría generar un cambio en el panorama?

-Uno nunca sabe de dónde salta la liebre. Las presiones internacionales son para sentarse en la mesa. No crean que Noruega ha abandonado las gestiones por Venezuela, ellos siguen pujando junto con la Unión Europea y Estados Unidos para lograr una solución. No es hablar de invasiones y amenazas. Algunos fallaron en ese plan de estar anunciando que venía una invasión y nunca pasó nada. Desilusionaron a la gente. Ha habido muchas locuras en quienes asesoraron a Trump, en sus inicios, con respecto a Venezuela.

-¿Qué distancias o paralelismos ve entre Nicolás Maduro y Hugo Chávez?

-Chávez fue un líder carismático que se aprovechó del petróleo para comprar conciencias en el mundo entero. Venezuela financió todos esos partidos de izquierda radicales, como Podemos en España. Creo que lo más grave de todo fue la asesoría cubana. Chávez se le rindió a Cuba, pero Maduro tiene más dependencia de Cuba que el mismo Chávez. Maduro no tiene el carisma ni la calidad presidencial. Chávez seleccionó a Maduro a propósito para que no le hiciera sombra.

-¿Tiene información de la salud de Cilia Flores?

-Los rumores sobre la salud de Cilia Flores yo no los creo. La asesoría cubana, en materia de distracción, les ha funcionado.

-En su libro “El poder de los secretos” dice que tuvo buena relación con la mayoría de los gobiernos de la democracia, ¿cómo hizo para mantenerlas si el periodista es contrapeso del poder.

-Hay que hacer que lo respeten a uno y uno respetar. Yo fui gran amigo de Jaime Lusinchi, pero nunca de Blanca Ibáñez y fui víctima de sus presiones. Hay que labrarse las fuentes. A mí todavía me pasan información. Cada día hay más fuentes dentro del madurismo que están angustiadas y que se comunican conmigo. Hay un malestar enorme adentro, porque la situación se les está yendo de las manos.

-Pero siguen en el poder. ¿Qué tantas grietas hay en el chavismo?

-Ellos ejercen un control férreo con mano militar. No es que están débiles. Están sufriendo las consecuencias de 20 años de malos gobiernos. En las ruedas de prensa de los voceros chavistas creo que la mascarilla ayuda a tapar un poco esos rostros de preocupación.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí