Masacre en penal de Venezuela deja 46 personas fallecidas

0
262
VEN01. CARACAS (VENEZUELA), 27/04/2015.- Un grupo de presos (i) permanece en el techo de una prisión de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) hoy, lunes 27 de abril del 2014, en Catia, un populoso barrio del oeste de Caracas (Venezuela). El grupo de internos está amotinado desde la noche del domingo en una sede policial de Caracas con un policía como rehén, el cual dijo hoy a Efe por teléfono que es amenazado con ser lanzado al vacío desde la azotea del recinto. Los presos denuncian hacinamientos y retrasos en el proceso judicial y demandan el traslado de la mitad de ellos a penales con mejores condiciones carcelarias. EFE/MIGUEL GUTIERREZ

46 muertos y un número indeterminado de heridos se registraron este viernes durante un intento de fuga en el Centro Penitenciario de Los Llanos (Cepello), ubicado en Guanare, estado Portuguesa, dijo a EFE un funcionario del penal, quien aseguró que la cifra de fallecidos irá subiendo porque el estado de algunos lesionados es de extrema gravedad.

Durante la refriega, en la que los reos usaron armas de fuego y blancas, así como objetos punzantes y una granada, resultó gravemente herido el director de la cárcel, Carlos Toro, apuñalado en la espalda y en la región occipital, informó EFE.

Todavía se desconocen las circunstancias en que ocurrieron los hechos.

Entre los funcionarios heridos se encuentra también la teniente Escarlet González, quien resultó lesionada en ambas piernas por cinco esquirlas de una granada arrojada hacia el interior del comando.

Se conoció que las autoridades intentaron comunicarse con el líder de los reos, apodado Olivo, quien comandó el ataque de los prisioneros. Además, un grupo de internos, Los Machados, salieron a tratar de llegar hasta la calle luego de que unos reos atravesaron las rejas de seguridad perimétricas. Fueron baleados por los funcionarios.

Momentos más tarde, cuando se logró dialogar con Olivo, los reclusos regresaron al interior de sus celdas.

Colapso

De acuerdo con el periodista Carlos Iván Suárez, el Hospital Miguel Oraá de Guanare está colapsado y los médicos piden ayuda porque no tienen insumos suficientes para atender a todos los heridos.

Indicó asimismo que el centro de salud requiere con urgencia donantes de sangre de todo tipo para mañana, pues debido a la emergencia se quedaron sin reservas en el banco y pacientes con otras patologías requieren transfusión.

Con información de EFE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí